Sistema de Kito Hito – Kito Hito

Qué es Sistema de Kito Hito

El sistema de kito hito cerebro de los niños cuando nacen es equivalente a un libro en blanco, así pues, el objetivo de los ejercicios de estimulación temprana gira entorno a escribir las páginas de este libro.

Esta sería una metáfora que deja muy claro que las personas empiezan de cero cuando nacen pero a medida que sus neuronas se van interconectando van aumentando sus capacidades, por lo tanto, con la estimulación temprana se pretende potenciar esta conexión de neuronas con el sistema de Kito Hito

Por un lado, hay neuronas que ya están conectadas cuando el bebé nace, como las conexiones neuronales que permiten la respiración, el latido del corazón, entre otros.

Sin embargo, por otro lado, existen otras neuronas que si no son conectadas no resultarían útiles para el bebé y, por lo tanto, deben ser estimuladas para favorecer su conexión.

El momento óptimo para estimular las neuronas del niño son sus primeros años de vida, aproximadamente des del nacimiento hasta los ocho años.

Una vez pasados estos primeros años de vida del niño, aún será posible estimular las conexiones neuronales aunque resultará más complicado ya que los circuitos de neuronas ya habrán sido creados durante los años anteriores y no se podrán crear circuitos nuevos.

Áreas de la estimulación temprana

¿Qué áreas comprende la estimulación temprana? Existen distintas áreas de desarrollo que pueden ser estimuladas o activadas mediante los ejercicios de estimulación temprana y, cada una de ellas debe ser estimulada en función de la edad del niño. Las áreas de desarrollo de la estimulación temprana son:

  • Desarrollo sensorial: estimular los cinco sentidos. Incluye estimulación visual, auditiva, táctil, gustativa y olfativa.
  • Desarrollo motriz: estimular las habilidades de los movimientos y la coordinación. Incluye la estimulación de la motricidad fina, motricidad gruesa, conocimiento del propio esquema corporal, coordinación y lateralidad (izquierda/derecha) y, posibilidades expresivas.
  • Desarrollo cognitivo: estimular la capacidad intelectual del niño, cabe destacar que la lectura y la escritura juegan un papel muy importante. Incluye la estimulación de la creatividad, el razonamiento lógico, la orientación espacial (en espacio y tiempo), la atención selectiva, la memoria, la observación, el cálculo y conceptos numéricos, el desarrollo afectivo y emocional y la sociabilidad.
  • Desarrollo lingüístico: estimular la capacidad del lenguaje, una capacidad fundamental para poder desarrollar la inteligencia, dada la estrecha relación entre la adquisición del lenguaje y el desarrollo cognitivo. Es muy importante estimular esta capacidad alrededor de los seis años, cuando los niños se encuentran en el proceso de aprendizaje de la lectoescritura. Incluye la estimulación de la expresión oral, la expresión escrita y la lectoescritura.
  • Desarrollo y adquisición de hábitos conductuales: estimular la personalidad del niño, incluyendo el orden, la sinceridad, generosidad, responsabilidad y muchos otros valores. Es una estimulación igual de importante, centrada en su personalidad.

Estimulación temprana para bebés prematuros

Un bebé prematuro es el que nace antes de cumplir las 37 semanas de gestación normativas, equivalentes a los nueve meses de embarazo. Nacer de forma prematura supone un factor de riesgo de sufrir deficiencia y/o discapacidad. La prematuridad también da lugar a presentar un elevado riesgo de padecer trastornos generalizados del desarrollo motor, psíquico y sensorial, que originan, en muchas ocasiones, dificultades de aprendizaje. Además, también se tienen que tener en cuenta las repercusiones a nivel familiar y social que estos riesgos ocasionan, aunque si se hiciera un tratamiento y seguimiento correcto, la mayoría de los bebés prematuros podrían tener una evolución normal a largo plazo.

Así pues, al presentar una alta probabilidad de padecer alteraciones en el neurodesarrollo, la estimulación temprana para bebés prematuros resulta muy ventajosa para favorecer su neurodesarrollo. El tratamiento más habitual en bebés prematuros es la estimulación temprana, fisioterapia, logopedia, apoyos y adaptaciones en educación y seguimiento pediátrico. Por lo tanto, se trata de un trabajo conjunto, entre distintos profesionales.

sistema de kito hito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *